miércoles, 19 de diciembre de 2012

Aprendiendo Holandés. Lección 9: Los verbos modales


Un verbo modal es en la gramática neerlandesa un verbo secundario que expresa algo con respecto a la ejecución de otro verbo principal. Como sé que la frase anterior resulta incomprensible a no ser que la leas tres o cuatro veces o conozcas de antemano lo que es un verbo modal, vamos a ilustrarla con un ejemplo práctico. Si yo digo "Tengo que comprar el pan", la pieza clave de la información es comprar el pan con su verbo comprar. El otro verbo, tener, nos dice el estado de la acción principal. ¿Debería suceder, va a pasar, no puede llevarse a cabo? Estos verbos auxiliares en holandés, como ya hemos dicho, reciben el nombre de modales y en este capítulo aprenderemos cuáles son, cómo se conjugan y cómo deben distribuirse en una oración.


Los verbos modales expresan pues el modo de otro verbo: la capacidad, la posibilidad, la necesidad u una otra condición de un verbo principal. En holandés tenemos cuatro verbos modales: poder (kunnen o mogen), querer (willen) y deber (moeten).

Con respecto al primero, kunnen significa poder como habilidad, es decir, ser capaz (sé tocar el piano) y mogen poder como posibilidad, es decir tener permitido (aquí no se puede fumar). Moeten significa deber o tener que, con la particularidad de que si va con el verbo ir, este verbo se omite. Willen no tiene nada de particular salvo su molesto parecido con la partícula de futuro del idioma inglés.


Para empezar aprenderemos como se conjugan estos verbos en presente dado que son irregulares.



Y una vez que los tenemos conjugados vamos a ver como se construye una frase con cualquiera de estos verbos. Básicamente hemos de seguir esta estructura:

sujeto  +  verbo modal conjugado  +  todo  + verbo principal en infinitivo

Por ejemplo "quiero comprar una casa" sería:  Ik wil een huis kopen

Al principio cuesta un poco hacer el oído a esta estructura que coloca el verbo al final del todo. Porque cuando digo del todo quiero decir DEL TODO. Traduciendo literalmente, podríamos tener sin problema frases como:  "Yo quiero mañana a las ocho de la mañana si hace buen día una colleja de campeonato a tu primo Juan Manuel el de Cambados con gran disimulo propinar" de modo que cuando vas por la mitad de tu discurso ya te has olvidado del verbo que pretendías colocar al final. Cuestión de acostumbrarse. Aprovecho para recalcar que si en estructuras como la anterior decidimos mover un complemento al principio de la oración, el orden de sujeto y verbo se invierten. Tengo pues dos opciones a la hora de enunciar que quiero comprar una casa el año que viene: "Ik wil volgende jaar een huis kopen" o "Volgende jaar wil ik een huis kopen". Veamos un ejemplo sencillo con cada verbo modal:

- Kunnen   Ik kan deze doos niet openen - No puedo abrir esta casa
- Mogen    Jij mag eerder rijden - Puedes conducir por primera vez
- Willen     Ik wil Nederlands leren - Quiero aprender holandés
- Moeten   Mijn zus moet naar de arts - Mi hermana tiene que ir al médico


Mientras que los tres primeros verbos modales se niegan con normalidad (hablaremos sobre la negación el el próximo capítulo) a la hora de negar moeten un nuevo verbo entra en escena. Este verbo es hoeven (verbo regular: hoef, hoeft, hoef, hoeven, hoeven, hoeven) que sólo se usa en negativo y viene significando hacer falta.

Ze moet meer werken - Tiene que trabajar más
Ze hoeft niet meer te werken - No es necesario que trabaje más

Para construir frases con este nuevo verbo, que aunque es auxiliar no se engloba en la categoría de verbo modal, debe colocarse la partícula te delante del infinitivo tal y como se hace el el ejemplo. Esta característica se da en algunos verbos auxiliares y la veremos también más adelante.


Ejercicios:  ej.1  ej.2  ej.3  ej.4  ej.5  ej.6  ej.7  ej.8  ej.9


¡Si te ha gustado dame un like en Facebook!

Y si no quieres perderte lo próximo, sígueme aquí

2 comentarios :

  1. Buena explicación. Gracias. tengo una duda ¿Que pasa si tengo 2 verbos en participio?

    ResponderEliminar